Crisis: La Fórmula de la Crisis
2 mayo, 2017
¿Emprender por dinero o por riqueza?
13 mayo, 2017
Show all

La vaina está jodida

Siempre he dicho que la realidad es muy distinta a la fantasía. Puedo pensar algo, planifico, lo visualizo, hago el recorrido mental y aun así cuando ejecuto aquello que pensé siempre es distinto, quizás con algunas semejanzas pero distinto a como lo pensé.
            Por eso es que digo que no sabemos hasta que empezamos.
            Antes de continuar con este tema quiero confesarte que hay algo que me tiene desconcertado desde hace mucho tiempo y lo quiero compartir contigo. Desde que nací y tengo uso de razón he escuchado que; “la vaina esta jodida y no va a mejorar”. Pasan los años, cambian los gobiernos, crecen los niños, los árboles, construyen nuevas súper computadoras y sigo escuchando a la gente en general diciendo que la vaina está jodida y no va a mejorar.
            Aun escuchando esta frase constantemente, en gran parte de mi familia y de mi entorno, me atreví a poner en marcha una tarea.
            Recuerdo cuando estaba todavía en la universidad estudiando para ser profesor de educación física, mi primo que además era mi rommie me obsequió un libro diciéndome que por mi personalidad le iba a sacar mucho provecho (en realidad lo que quiso decir es que yo era un gran hablador). Leí el libro varias veces y empecé a aplicarlo. Me di cuenta de lo valioso que era y las maravillosas técnicas planteadas en él.
            Decidí que era un libro muy valioso pero que podía ser planteado de otra manera. Y me dediqué a investigar un poco más sobre el asunto.
           El tema del libro era sobre comunicación. Resulta que conseguí varios libros que también tenían planteados conceptos y técnicas valiosas. Y de esta manera me inspiré a montar una presentación sobre el tema.
Ahora, ¿Para quién era esa presentación?Para nadie en específico. Porque no tenía a quien mostrársela formalmente, ni un evento, ni en la misma universidad había un curso o materia donde se tratara específicamente el tema.
En esos tiempos estaba empezando a ser la moda utilizar video beamy las presentaciones en PowerPoint. Recuerdo que estaba aprendiendo a utilizar el programa. Pasaba mucho tiempo realizando aquella presentación. Mi primo me decía; -¿Tú no sabes hacer otra cosa en esa computadora? Siempre estás en la misma presentación-.
Pasó un buen tiempo y me gradué. Luego me casé y empecé a construir mi familia. Y continuaba con aquella presentación, poniéndole más cosas, mejorando algunas.
Recuerdo que mi esposa me preguntaba por qué pasaba dedicándole tanto tiempo a esa presentación si no tenía a quien mostrársela.
Pasé varios días y hasta semanas, cada vez le cambiaba algo, la mejoraba, le colocaba adornos.
Al mismo tiempo comentaba con mis amigos sobre las técnicas de comunicación que había investigado y la presentación que estaba montando. A veces mis amigos me decían: -Ya viene este con sus técnicas locas de comunicación-. Otras veces de tanto hablar del tema asociaban todo lo que yo hacía con eso. Por ejemplo cuando los tocaba por el hombro para decirles algo me decían; -¿Cuál técnica me estás aplicando allí?-.
Era una cuestión apasionante para mí. Pero no tenía a quien mostrarle aquella presentación que ya tenía un largo tiempo, casi tres años de haber iniciado su construcción.
A todas estas continuaba escuchando aquella frase siempre en las conversaciones “la vaina está jodida y no va a mejorar”. Yo me ponía a pensar al respecto y en el fondo todos tenían razón. La vaina estaba jodida y posiblemente no iba a mejorar. Veía a mi alrededor y cada día muchas personas iban en degrades de su trabajo, su familia y a nivel económico sobre todo. A mí llegó a afectarme la vaina por lo jodida que estaba.
Pero por otro lado continuaba concentrado en mi presentación.
Un buen día una persona conocida de una amiga estaba organizando un evento con diversas conferencias sobre variados temas y entre ellos un tema de comunicación. Pero el último día antes del evento un conferencistas canceló su presentación y esa persona andaba desesperada buscando a alguien que hablara sobre comunicación para reemplazar el “hueco” que había dejado la cancelación. Entonces mi amiga que ya me había escuchado hablar del tema infinidades de veces le dijo; -Yo tengo a uno que va hablarte sobre ese tema en tu evento. Anda loco hablando siempre de eso-. Entonces mi amiga le dio mi número de teléfono.
La señora me llama y cuando le contesto, empieza a hacerme preguntas, la noté insegura pero a la vez desesperada por la premura. Me dijo que necesitaba que estuviera listo para el día siguiente. Me insistía y me volvía a insistir en el tema que tenía que estar listo aun cuando me estaba avisando tarde. Y me preguntó;
-¿Cómo vas a hacer con la presentación, te dará tiempo de prepararla?-
Yo le respondí:
-La tengo lista desde hace tres años-.
Ella sonrío falsamente y me insistió en saber si estaba listo. Mi esposa no podía creerlo.
Al día siguiente el evento estuvo de maravilla y la presentación fue un éxito total. Hubo muy buena aceptación por las personas presentes.
Y continué mejorando aquella presentación. Estuve muy emocionado por unos días.
Estar metido en aquella presentación me hacía olvidar los problemas cotidianos pero de pronto como un martillazo de hielo volvía a la realidad cuando escuchaba “la vaina está jodida y no va a mejorar”. Ante aquel comentario mi cabeza daba vueltas sobre cómo conseguir una solución. Pero no lo lograba pues sabía que había mucha razón en aquella frase.
Aun con todas las dificultades económicas seguía enfocado en hacer aquello que me daba placer. Y a veces me preguntaba si continuar preparando esa presentación o dedicar mi tiempo libre a realizar alguna actividad que me generara ingresos económicos.
Tiempo después empecé a realizar un post grado en administración del deporte y en uno de los cursos me tocó junto con mis compañeros de clase, realizar una presentación de un tema en específico.  El profesor metió en una bolsita doce papelitos con temas a desarrollar alusivos a la administración pues éramos doce estudiantes. Los doce papeles tenían temas sobre la administración, liderazgo, planificación, negocios, comunicación, evaluación, entre otros y cada estudiante debía preparar un tema para presentarlo, pero debía tomarlo sorteado de la bolsita. Cada estudiante metió la mano en aquella bolsita para saber qué tema le tocaba preparar. Y en ese momento pensé que era algo mágico o supersticioso, hoy comprendí que se llama energía. El tema que me salió fue el de comunicación.
Pensé (los voy a sorprender) tenía bastante experiencia, ya había presentado varias veces el tema, con dinámicas y actividades prácticas. La persona que nos estaba dando clases era el Subdirector de Extensión de la Universidad, persona encargada de certificar cursos y convenios con otras empresas formativas.
Cuando terminó mi presentación me dijo que el material y la forma de presentarlo eran geniales y que deseaba certificar y avalar aquellos cursos.
A partir de allí empecé a facilitar cursos y talleres hasta que registré una empresa llamada RPEX RED Personas de Éxito, posteriormente pensando en ayudar a las personas de escasos recursos cree una fundación llamada Fundalideres.
Hoy he creado muchos cursos y dos sistemas más como el Instituto Universal de Liderazgo y el Proyecto FECLE Formación de emprendedores Conferencistas y Líderes Empresariales. Y me pongo a pensar y reflexionar al respecto y llego a la conclusión que uno no sabe hasta que empieza. Pues nos imaginamos algo, pensamos que una actividad nos va a salir de una forma u otra, pero cuando decidimos empezar se empiezan a sumar otras cosas mucho más interesantes y valiosas para hacerlo una experiencia distinta. Al momento parece natural pero cuando te detienes a pensar y a ver el recorrido, te das cuenta que parece mágica e imposible.
Luego continuas pensando y ves que no es imposible, incluso tampoco es difícil, más bien es sencillo, solo que muchas veces hay personas que no están acostumbradas a ver los milagros tan cotidianos.
Si me hubieran preguntado si iba a realizar todo esto que he logrado hasta hoy. Todo esto que se ha materializado, nunca hubiese contestado. Porque todo fue surgiendo en la medida que iban pasando los días. Lo más importante aquí fue arrancar con buena intención e inmediatamente fueron surgiendo nuevas ideas y nuevas formas de hacer y mejorar lo que hago.
No nací enseñando. Lo aprendí en el camino.
Nunca sabía lo que iba a ocurrir hasta empezar. Por eso es que digo que nunca sabes hasta que empiezas.
Aun cuando puedo comentarte de estos logros y del éxito que he tenido, no cambiaría los logros por la experiencia. Me quedo con lo que he vivido. Los logros y el éxito son fortuitos. Las vivencias son las que quedan. Hoy amo todo lo que me ha ocurrido y lo que me continúa ocurriendo cada vez que inicio algún proyecto. Las adversidades, las situaciones que me enseñan. También las sonrisas y la pasión que se siente vivir una poderosa experiencia, distinta, fuera de la rutina. Algo que jamás hubiese ocurrido si no hubiese empezado.
Aun cuando la vaina este jodida empieza, porque nunca sabes cómo va a salir hasta que empiezas. No puedes esperar a que todos los semáforos estén en verde para encender tu auto. No puedes esperar a que el clima este perfecto para salir. No puedes esperar a que la vaina mejore para empezar. Yo empecé aún con la vaina jodida y cosas interesantes empezaron a ocurrir. Cosas que no esperaba y que no sabía. Y si te pregunto a ti si sabias todo lo que te iba a ocurrir antes de empezar algo, seguro tu respuesta será que: no sabías.
Después de un tiempo pude pensar. Y darme un consejo a mí mismo. Diciéndome lo siguiente: -Ángel vamos a hacer algo con eso de que “la vaina está jodida y no va a mejorar”-. Cuestión que es verdad. Entonces deja la vaina así como está. Déjala tranquila. No va a mejorar. Entonces mejora tú.
Deja la vaina en paz. Preocúpate por ti. La vaina está jodida y no va a mejorar. Entonces, Mejora TÚ.

Si te gustó, Comenta y Comparte. Sígueme en: 
@agamezliderazgo
Angel Gamez
Angel Gamez
El #Líder, Escritor •Conferencista •Fundador de @FundaLideres •Fundador de @Fecleanos "Entregando el #corazón en cada #acción"

9 Comments

  1. Nerys Murgas dice:

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

  2. Angel Gamez dice:

    Gracias por leer Pedro. Saludos.

  3. Wow excelente, me encanto. Exitos

  4. Angel Gamez dice:

    Wow, que bien. Feliz bienvenida. Gracias por leernos.

  5. Unknown dice:

    Excelente articulo porfesor y Amigo, se te olvido mencionar que tienes por alli en tu haber varios libros, leer estas cosas motivan y aca hay mucha razon en todo, si no iniciamos no podemos hacer camino. Saludos estimado

  6. Angel Gamez dice:

    Hola. Gracias por tu comentario. Arriba y a la derecha puedes hacer clic y mirar todos mis libros. Saludos con afecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.