El Educador Extra-Ordinario
28 julio, 2017
El Egoísmo Inteligente para generar prosperidad.
11 febrero, 2018
Show all

El Nivel Espiritual de la Oratoria

               En esta vida todos tenemos ideas, casi siempre buenas. Ideas que muchas veces se quedan en la telaraña de lo más profundo de nuestra conciencia y de verdad es muy triste que no podamos transmitirlas de manera que puedan causar un impacto positivo o un cambio para bien en las personas que nos escuchan.
               Un líder se caracteriza por hacer valer sus ideas, por darlas a conocer de manera exitosa y por hacer que las masas le sigan en su misión. Y qué mejor manera de hacer saber sus ideas en público que aplicando técnicas de La Oratoria de los Líderes.

               En los cursos que impartimos enseñamos técnicas que colocándolas en práctica junto a su estilo de hablar en público, podrá conquistar muchos aliados y tendrá todo el éxito que desee cuando hable a grupos de personas, ya sea para defender una tesis o para conversar acerca de un tema en público. Pero la estrategia más importante que usted puede aplicar es la de llegar al espíritu de quien le escucha. Si usted puede llegar al espíritu de las personas a quien va a transmitir sus ideas, su éxito está asegurado. Los líderes hablan al espíritu.
               Tengo un amigo llamado Elías que es líder religioso y tiene bajo su liderazgo en la institución religiosa que dirige, una cantidad considerable de personas que en la actualidad sigue creciendo. Y en conversaciones con este amigo un día le pregunté: cómo hacía para que tantas personas se mantuvieran asistiendo al templo, qué hacía para que las personas cumplieran religiosamente su participación: Y él me respondió: «Nosotros sencillamente le hablamos al corazón, al espíritu». Continuó diciendo: «Cuando las personas entran aquí al templo y nos escuchan sienten una energía espiritual inigualable, y esa es nuestra gran fortaleza». Y es esa la razón por la cual esa religión tiene tantos seguidores. Pero la conversación no quedó allí, inmediatamente le pregunté: «¿Cómo saben ustedes que ellos sienten esa energía espiritual cuando hablan con ellos?» Y él me respondió: «Porque nosotros cuando hablamos también sentimos esa energía».

En pocas palabras, lo que me quiso decir ese líder religioso es que si quieres vislumbrar al corazón, al espíritu de las personas a quienes deseas liderar o a quienes deseas llegar a través de un discurso, debes partir de tu corazón, de tu espíritu.
Es la única forma de llegar al último nivel.

Para llegar al espíritu hay que partir del espíritu. En esto se basa ¡El nivel espiritual! Ya sea para el cine o la televisión, para una película o dibujo animado, los directores invierten una cantidad enorme de dinero, millones y millones sólo con un objetivo, el de llegar al corazón de la audiencia. Tocar sus emociones y vislumbrar sus sentimientos. Despertar interés, mantener la atención, activar su sentido del humor. Asomar sus miedos y tocar su tristeza. Iluminar su alegría y resaltar su felicidad. En fin, hacerlo que experimente con sus emociones, de una manera que se sienta vivo, y de esta forma poder llegar a su espíritu. A veces vemos una obra de arte y nos transmite algo que no es descriptible con palabras, pero sabemos y coincidimos con muchas personas en que sí es cierto, quizás porque esta obra puede movernos internamente. Porque puede mover nuestro espíritu. Es allí donde debe centrarse el discurso. Ya sea para presentar una tesis, un trabajo de grado o investigación, ya sea que usted se esté presentando en una conferencia o taller, que esté dando un discurso político o el sermón en una iglesia, que esté animando una fiesta de cumpleaños o matrimonio. Si el tema que va a presentar es sobre carpintería nuclear o sobre la inmortalidad del cangrejo. Sea el tema que sea. O si su presentación va a durar cinco minutos o cuatro horas. Si el público que va a observar son especialistas y expertos o personas que poco manejan el tema. Ya sea que le vayan a evaluar o que simplemente le observen por gusto, siempre, repito siempre, se puede llegar al espíritu de las personas.

     El mensaje que se expresa en el nivel espiritual no se queda entre cuatro paredes de un salón o un auditorio sino que sigue resonando y dibujando imágenes positivas de cambio y evolución en las mentes y los corazones de las personas que escuchan. Incluso después de la trascendencia biológica del líder orador, su mensaje sigue intacto, sólo por el hecho de haber llegado al nivel espiritual.
    Para llegar al nivel espiritual es necesario pasar por los otros tres niveles antes mencionados. Pasearse por los tres niveles para llegar al nivel espiritual es un proceso que los mejores oradores conocen y manejan a la perfección; los líderes oradores transitan convenientemente por todos los niveles con un grado de sutileza y habilidad de cirujano cardíaco.
«…realmente inspiraban a las personas a salir de sus conchas, a superar sus miedos y a perseguir sus sueños… sueños que hacen que la vida valga la pena. Para poder hacer eso, el orador debe tener capacidad de liderazgo». Robert Kiyosaki.
  Ejemplo de personas que han llegado al nivel espiritual con su mensaje (por favor léelas en voz baja y lenta mente):

  • «Aprendí que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. el valiente no es quien no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo». Nelson Mandela.
  • «Aquel día decidí cambiar tantas cosas, aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad. Desde aquel día ya no duermo para descansar, ahora simplemente duermo para soñar». Walt Disney.
  • «Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera que existe». Albert Einstein.
  • «No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar». Madre Teresa de Calcuta
  • «Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa» Mahatma Gandhi.
  • «Pedid, y se os dará, buscad y hallaréis, llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe, y el que busca halla, y aquel que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si le pide un pescado, le dará una serpiente?». Jesús de Nazaret.
El nivel 1 (Nivel Boca-Oído) hace referencia a la parte física y/o biológica de nosotros como seres humanos.
Es estrictamente necesario comunicarnos a través de nuestros sentidos. Este es un buen comienzo, hacer llegar la información a través de los sentidos. El problema es cuando nos quedamos sólo allí, porque el grado de atención será muy poco en este nivel y no avanzaremos al siguiente.
El tiempo en el Nivel Boca-Oído debe ser corto dado que funciona únicamente para llamar un poco la atención cuando iniciamos un discurso, en los primeros minutos las personas están pendientes de lo que decimos, pero esa atención sólo durará poco tiempo si no pasamos al siguiente nivel. Luego tenemos el nivel 2 (Nivel Cerebral) para despertar el interés. Y es donde ingresamos a la mente de las personas. Hay que recordar algo significativo: una cosa es despertar el interés y otra mantenerlo. Despertar el interés es importante, pero mantenerlo es vital para la salud del discurso, por eso hay que seguir avanzando al siguiente nivel. Pasar del nivel 1 al 2 es un logro valioso que abre las puertas del nivel 3. Nuestro tiempo en este nivel puede ser un poco mayor que en el nivel 1.
A continuación llegamos al nivel 3 (Nivel Emocional), y podría decirse que es el nivel donde más tiempo puede durar nuestro discurso. No con esto quiero decir que no sea importante la información que se va a suministrar, sólo que dicha información debe hacerse dándole un grado de importancia y credibilidad, demostrando la utilidad y aplicación de lo que se está diciendo. De manera que puedan tocarse los sentimientos y vislumbrar las emociones de quien escucha.
Los niveles 1, 2 y 3 funcionan de abre-boca para el nivel más alto, el nivel 4 (Nivel Espiritual). Al realizar un trabajo adecuado en los niveles anteriores, podemos decir que «la mesa está servida» para el nivel 4.

Mayormente la duración del tiempo de su discurso en el nivel cuatro puede ser poca, pero concisa y determinante. Usted puede tocar este nivel para iniciar un discurso, para terminarlo, en la mitad o en cualquier momento. Quizás a través de unas palabras bien sentidas u otras técnicas que a continuación le vamos a mostrar. Sin embargo, quiero decirle con toda sinceridad: el nivel espiritual es la esencia de La Oratoria de los Líderes.
Pasar por los cuatro niveles de La Oratoria de los Líderes es una tarea que exige experiencia y trabajo. Por eso quiero decirle que es necesario que usted lea varias veces este escrito y sobre todo los Niveles de la Oratoria, para que internalice las ideas y pueda ponerlas en práctica las veces que quiera. 
Un Sueño Que Nunca Se Cumplió
Este tema está dedicado a mi amigo El Genio de la Oratoria ya que fue él quien lo escribió. Por petición de él mismo no me permite decir su nombre, pero quiero agradecerle públicamente. Y estas son sus palabras:
«Siempre que leo los Niveles de la Oratoria puedo darme cuenta que muchas personas no logran su sueño de convertirse en oradores por no conocer los niveles. Cada vez que leo y releo los niveles puedo aprender aspectos nuevos de la oratoria que me abren la mente y me hacen recordar que hay un sueño que no he podido cumplir».
«Cuando era un jovencito en la escuela, soñaba con ser un gran orador. Confieso que soñaba con ser el mejor orador del mundo, cuestión que no pude lograr. Siempre soñé ser el mejor orador pero con el tiempo, observando a los mejores oradores descubrí algo más importante que ser el mejor orador. Descubrí que quiero ser yo mismo, que en cada presentación se mantenga mi estilo, que es único al igual que el estilo suyo».
«Siempre quise ser el mejor, pero lo que más quisiera ser ahora, es mantenerme como soy, mantener mi personalidad, mejorada y repotenciada en constante aprendizaje y con la curiosidad y espontaneidad de un niño, con mente flexible a los cambios pero al mismo tiempo manteniendo la esencia y aceptándome tal cual soy, ni más ni menos sólo lo que soy, con toda sinceridad y transparencia, respetando los ambientes y a las personas por supuesto, pero al mismo tiempo respetándome a mí mismo con la mayor honestidad a la hora de hablar en público».
«A muchas personas les da pánico y terror hablar en público. Los estudios demuestran que las personas tienden a tener más miedo a hablar en público que a la muerte. La razón fundamental es por imaginarse qué pensarán las personas que los miran. Por esa razón empeoran las cosas al querer fingir más de lo que son, queriendo ser otras personas, aparentando y buscando vivir de la fantasía. Por eso cuando se enfrentan a la realidad ocurre la catástrofe».
«He participado en muchas conferencias como orador y he tenido muchas presentaciones. Ninguna igual a otra, así se estuviera tratando el mismo tema, porque siempre dejo espacio para la improvisación, para escuchar a mi corazón y decir única y exclusivamente lo que siento en ese instante, que por cierto es un instante único e inigualable. Por esto quiero decir, solo existe una forma de sentir las palabras. Sólo hay una forma de que las palabras salgan de lo más profundo de nuestra alma, de nuestro espíritu y no es más que sentirlas de corazón. Llega un momento en que el tema no es lo más importante durante una presentación sino más bien saber hacer llegar esa información de forma tal que trascienda a lo más alto de la espiritualidad. En eso se basa el Nivel Espiritual».

«Ahora mi mayor sueño es que en cada presentación pueda tener la inspiración para llegar a lo más alto de la espiritualidad de las personas, para trascender, para que el mensaje se mantenga en la eternidad. Por grande o pequeño que parezca dicho mensaje, estoy seguro de que si toco el nivel espiritual, el mensaje resonará por mucho tiempo en las mentes y corazones de quien escucha.
La teoría de lo que se presenta es importante, siempre y cuando tenga sentido. Y el mayor sentido que se le puede dar es hacia la sensibilidad humana. Y la sensibilidad humana se encuentra en el Nivel Espiritual». Palabras del Genio de la Oratoria.

Si te gustó, Comenta y Comparte. Sígueme en: 
@agamezliderazgo
Angel Gamez
Angel Gamez
El #Líder, Escritor •Conferencista •Fundador de @FundaLideres •Fundador de @Fecleanos "Entregando el #corazón en cada #acción"

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.