Cultura de Liderazgo

cult l

CULTURA DE LIDERAZGO Y LAS 4 CATEGORÍAS

INICIO

Un amigo iba a buscar empleo en una compañía, ya le habían enviado el correo donde decía que tenía que reunirse con el gerente quien también era el propio dueño de una gran compañía. Cuando mi amigo llegó a la puerta de la compañía la joven recepcionista lo estaba esperando. Él con sus papeles del currículo en la mano se presentó y le dijo que tenía una cita con el gerente que a la vez era el dueño de la compañía. La joven señaló con su mano a un hombre que estaba de espalda a unos metros de la recepción. Y le dijo: -aquel señor de traje y corbata que ve allá es el señor Carlos, es el dueño de la compañía y es el gerente-. El señor Carlos era todo un líder carismático que hablaba mucho con las personas y en ese momento lo estaba haciendo. Carlos estaba de espalda cuando mi amigo llegó donde este se encontraba, lo tocó por el hombro y cuando éste se dio la vuelta para responder al llamado, sin querer con su codo tropezó los papeles del currículo del joven que venía a buscar el empleo tirándolos todos al piso bruscamente.

En ese momento todo ocurrió como en cámara lenta y a mi amigo le pasaron varias cosas por su cabeza (que pena, ahora que va a pensar de mí. Ya no tendré el empleo. Es una situación embarazosa, el gerente tumbo mis papeles por mi culpa). Entonces hizo el gesto para recoger los papeles, lo mismo que hizo el gerente. Mi amigo se preocupaba mucho más porque pensó que si el gerente se tomaba lo molestia en recoger los papeles, aquel momento incomodo se tornaría mucho peor, ya que un hombre tan importante siendo el gerente, dueño de la compañía y estar recogiendo papeles del piso no se veía nada bien, por lo que le dijo: -tranquilo yo los recojo- y el gerente con energía le dijo: no por favor permítame recogerlos-. Mi amigo con mucha más pena por aquel momento le insistió. -No se preocupe yo los recojo-. Pero el hombre de traje y corbata insistió en recogerlos y los dos se agacharon. Pero en ese momento, el gerente tomó por los hombros con un poco de fuerza a mi amigo y lo miró fijamente a los ojos diciéndole con un tono de firmeza: -por favor permítame recogerlos, se lo agradezco-. Mi amigo se quedó sorprendido y no tuvo más remedio que esperar a que aquel elegante señor se agachara a recoger todos los papeles.

Cuando finalizó de recoger todos los papeles y ordenarlos en la carpeta se la entregó, lo miro a los ojos con un gesto de seriedad y le dijo unas palabras que resonaron en la mente de mi amigo retumbando todo su cuerpo y moviéndolo espiritualmente: –“EL QUE NO SIRVE, NO SIRVE”-. Inmediatamente volvió a pronunciar aquella poderosa frase pero con más suavidad, sabiduría y profundidad: -“El que no sirve, no sirve”-.

Luego el gerente colocó una sonrisa natural en su cara y le dijo. -¿Eres el joven que viene por el empleo? Dime ¿en qué puedo servirte?

——————————————————————–

Tengo varios días haciéndome unas preguntas, no sé si usted quiere hacérselas también. Las preguntas son las siguientes: ¿Qué vine a hacer aquí en la tierra? ¿Para qué estoy aquí? ¿Cuál es el motivo de mi existencia? ¿nací únicamente para morir? O ¿hay algo más que debo hacer? Y si hay algo más ¿Qué será eso que debo hacer?

Lo cierto es que todas las respuestas que doy al principio se tornan un poco individualistas, como querer cumplir retos y metas para mí mismo y evolucionar cada día pero sigo sintiéndome con un vacío interno extraño.  Sin embargo a medida que sigo pensando y reflexionando al respecto, en las respuestas de esas preguntas voy dando con una que hace que me sienta mejor, que me sienta más identificado, cómodo, llenando ese vacío que se generaba al principio con las primeras respuestas y pareciera que todas las respuestas finales me llevan a un solo camino a una sola vía, a algo que no tiene otra finalidad. Y no es más que el servicio. Sentirme útil. Estoy aquí para servir.

Y usted ¿para qué está aquí?

Cuando trato de observar a fondo a las organizaciones, también ocurre lo mismo, estas están hechas para servir, para estar al servicio de las personas, sean de productos, servicios o bienes ya que cualquiera que sea el caso no son más que motivos para estar al servicio de los demás.

Creo que cuando se acerque el tiempo en que culmine nuestra existencia biológica para transformarse en existencia espiritual, nos van a preguntar o nos vamos a preguntar, ¿qué he hecho por la humanidad? ¿Cuál ha sido mi aporte para ayudar a la humanidad? Y si la respuesta a esta pregunta no es algo significativo, algo que valga la pena, creo que el resultado será muy triste y apagado.

Hablando de servicio quiero pedirle un favor que le va a ayudar a desarrollar su aprendizaje de manera abismal y va a permitir que usted asimile toda la información que hay en este libro para que la empiece a poner en práctica en el mismo momento que la esté leyendo.

¡Ayúdeme a escribirlo! Participe con sus comentarios y piense en todas las situaciones donde puede utilizar la información. Si por algún momento piensa que puede equivocarse entonces va por buen camino ya que la equivocación es el primer paso para aprender algo. Tome un lápiz o algo que escriba puede hacerlo en el mismo libro o en  una hoja o libreta aparte y si le cuesta escribir, entonces ponga a volar su imaginación porque sea cual sea el caso empezará a utilizarlos desde ya.

Voy a estar aquí para servirle en todo momento que desee @agamez26 y muchas gracias por su servicio.

¡Empecemos!

CULTURA DE LIDERAZGO

Hola ¿cómo está? ¿Todo bien? Le estábamos esperando. Qué bueno que ha iniciado esta lectura. Prepárese  para experimentar un cambio importante que va a mejorar su vida en múltiples escenarios, además de esto usted tendrá la oportunidad de aprender aspectos que cambiarán su entorno para crear un ambiente más próspero y productivo, mejorando además el trabajo en equipo y las relaciones en el sector laboral, la familia, la academia, entre otros espacios donde usted se desenvuelve.

A pesar de que el libro está escrito para el ambiente laboral, toda la información aquí suministrada puede ser transferida y aplicada a cualquier ámbito, la escuela, la familia, las amistades, el club, entre otros.

Así que usted puede transferir la aplicación fácilmente al escenario que mejor le convenga.

En este libro vamos a hablar de muchos aspectos pero vamos a hablar específicamente de liderazgo y de cómo desarrollar y mantener una Cultura de Liderazgo.

Mientras esté ejecutando la lectura le pido que por favor visualice y se imagine su compañero de trabajo sus jefes, sus compañeros de clase o profesores si los tiene, sus hijos, padres o familiares, y que también vea si hay similitudes o diferencias, que compare y que observe analíticamente todos los escenarios, organizaciones y empresas, todas las situaciones que usted vive a diario en la escuela, en el trabajo, en la familia, en la universidad. Porque lo que vamos a estar escribiendo en adelante le va funcionar para aplicarlo en cualquier escenario donde usted esté ejerciendo liderazgo o siguiendo a un líder.

CONTINUAR LEYENDO…

¡ADQUIÉRALOS YA!

Con gusto te atenderemos 02125251705 y 0426 4090282

comprar ahora